20150401_11_38_36_2_web-e1432281000316[1]

La Inspección de Trabajo pone en marcha una campaña que vigilará el cumplimiento de la legislación respecto a Embarazadas-lactancia y riesgos para la reproducción en hombres y mujeres

La Inspección de Trabajo pone en marcha en el marco de sus actuaciones programadas (código NH0026) una campaña que vigilará el cumplimiento de las obligaciones legales referidas específicamente a embarazadas y lactancia y riesgos para la reproducción en hombres y mujeres.

En las inspecciones se van a revisar documentalmente las acciones preventivas ejecutadas en la empresa en relación a estos colectivos. Entre otros, pueden ser solicitados los siguientes documentos:

  • Evaluaciones de riesgos, con sus respectivas actualizaciones y/o modificaciones en su caso, que se hayan realizado específicamente en cumplimiento del Art. 26.1 de la Ley 31/95 de 8 de noviembre de prevención de riesgos laborales, identificando todos los puestos de trabajo en que aparecen dichos riesgos y señalando la determinación de la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente a agentes, procedimientos o condiciones de trabajo que puedan influir, en la salud de las trabajadoras o del feto, en cualquier actividad susceptible de presentar un riesgo específico, incluyéndose los posibles riesgos para la lactancia natural o para la reproducción (éste último también del personal masculino). En su caso, si los resultados de la evaluación revelasen un riesgo para la seguridad y la salud o una posible repercusión sobre el embarazo o la lactancia de las citadas trabajadoras, se señalarán CON CLARIDAD Y PRECISIÓN las medidas adoptadas por el empresario para evitar la exposición a dicho riesgo, a través de la adaptación de las condiciones o del tiempo de trabajo de la trabajadora afectada, señalándose si, es o no necesario, la no realización de trabajo nocturno o a turnos.
  • Igualmente, y de conformidad con el Art. 25.2 de la Ley 31/95, se acreditará en las evaluaciones de riesgos realizadas, los factores de riesgo que puedan incidir en la función de procreación de los trabajadores y trabajadoras, en particular por la exposición a agentes químicos, físicos y biológicos que puedan ejercer efectos mutagénicos o de toxicidad para la procreación, tanto en aspectos de la fertilidad, como del desarrollo de la descendencia, con objeto de adoptar las medidas preventivas necesarios. En su caso, se indicarán las medidas preventivas adoptadas.
  • Se señalarán las evaluaciones específicas realizadas en situaciones conocidas de embarazo o así como las realizadas en el momento de la reincorporación tras el parto o la lactancia y la información CONCRETA realizada a cada trabajadora afectada con acreditación de su recibí.
  • Se señalará si se han producido cambios, desde 2013, en la adquisición o elección de equipos de trabajo, sustancias o preparados químicos y si han contemplado los riesgos relativos a la naturaleza, el grado y la duración de la exposición de las trabajadoras en situación de embarazo o parto reciente o lactancia natural. Se aportarán TODAS las fichas de seguridad de los productos químicos utilizados.
  • En su caso, relación de trabajadoras que han desempeñado un puesto de trabajo o función diferente y compatible con su estado en relación a lo previsto por el Art. 26.2 de la Ley 31/95. El empresario deberá determinar, previa consulta con los representantes de los trabajadores, la relación de los puestos de trabajo exentos de riesgos a estos efectos, lo cual se acreditará.
  • Posibles situaciones de riesgo durante el embarazo o la lactancia natural en dicho período conforme Art. 26.3 de la Ley 31/95 que hayan podido motivar la suspensión del contrato de trabajo.
  • Acreditación del cumplimiento del Art.26.5 de la Ley 31/95 durante dicho período en relación a ausencias al trabajo con derecho a remuneración.
  • Plan de vigilancia de la salud y memorias anuales. Relación de reconocimientos médicos realizados y/o ofrecidos por años, y sus resultados.
  • Formación e información preventiva que incluya los riesgos señalados.
  • En caso de existencia de contratas o subcontratas (señalándose éstas) que realizan su actividad en el mismo centro de trabajo, información e instrucciones impartidas acerca de los riesgos para la reproducción y maternidad y medidas de protección y prevención correspondientes. En caso de propia actividad, actividades concretas de vigilancia realizadas.